Teléfono: +34 983 40 39 83  | Email: info@aquanova.es

Análisis de Dureza del Agua


agua minerales cal

La dureza del agua es uno de los parámetros que más famosos son el agua. Seguramente es así por la mención en algunos productos de lavado en los electrodomésticos domésticos, junto con que gran parte de los terrenos son muy ricos en calcio; al ser terrenos calcáreos o calizos.

Como gran parte de las captaciones de agua provienen de agua subterránea es bastante común en ellas que exista una alta dureza.

¿Pero qué es la dureza? Vamos a ello.

¿Qué es la dureza de agua?

Mediante la expresión de agua dura o agua con una alta dureza nos referimos al agua que contiene una alta cantidad de sales minerales. Es decir que contiene una gran cantidad de sales, principalmente será de calcio y magnesio. Dependiendo de las circunstancias de 

la captación de agua podemos encontrar aguas más ricas en magnesio o bien más ricas en calcio.

Es normal que el agua contenga sales minerales, de hecho los seres humanos, necesitamos de dichas sales para nuestra salud.

agua en entorno natural

Lo que va a determinar una mayor o menor cantidad de sales minerales va a ser las formaciones geológicas por las que pasa el agua. Tanto en la cantidad como en composición de las sales minerales presentes.

En cuanto a la cantidad de sales minerales: dependerá de si el material por el que tiene que pasar el agua es más o menos resistente a la erosión.

Cuando el agua tiene que pasar por minerales calcáreos, como sucede en la zona de Castilla y León, el agua va a ser dura; será dura porque a su paso precisamente arrastra ciertos componentes minerales de las rocas.

En cambio cuando el agua tiene que pasar por minerales más resistentes, como los silicatos, vamos a tener un agua menos dura, es decir un agua blanda. ¿Por qué?Los silicatos son materiales muy resistentes, menos solubles y menos sensibles a la erosión. Un ejemplo de silicato, es el propio granito que todos conocemos. Es un mineral muy duro, que no se raya y resistente a la erosión.

Es fácil ver un ejemplo de esta diferencia cuando vamos por la carretera. Cuando atravesamos zonas donde queda al aire el suelo de tipo calcáreo veremos que las rocas están redondeadas por la erosión del agua, y también de otros elementos.

Sin embargo, cuando atravesamos zonas ricas en minerales del grupo de los silicatos, las rocas tienen aristas; formas poco redondeadas. Lo tienen precisamente porque son sufren muy poca erosión y/o son poco solubles al agua, por lo que no arrastran componentes de las mismas dando lugar a aguas blandas.

¿Cómo se mide la dureza del agua?

La dureza del agua, es decir su concentración de sales minerales, se mide mediante grados hidrométricos franceses. Su abreviatura es ºH F. Es la forma más frecuente junto con la expresión como miliequivalentes de concentración de CaCO3 ; CaCO3  mg/l (o lo que es lo mismo, miligramos de carbonato de calcio en un litro de agua).

Cuándo el agua es dura y cuando blanda

Según los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) podemos clasificar el agua de la siguiente manera, en función de su grado de dureza:

  • Agua blanda: cuando la concentración de CACO3 sea menor a 60 mg/l.

  • Agua moderadamente dura: cuando la concentración de CaCO3 sea mayor o igual a 61 mg/l pero inferior o igual a 120 mg/l.

  • Agua dura: cuando la concentración de CaCO3 sea mayor o igual a 121 pero menor o igual a 180 mg/l.

  • Agua muy dura: siempre que la concentración de CaCO3 sea mayor a 180 mg/l.

¿Por qué es importante analizar la dureza del agua?

La dureza del agua se debe medir por diferentes implicaciones, siendo beneficioso el agua dura o blanda en función de el uso que se le vaya a dar. Pero siempre tiene que ser analizada por parte de un laboratorio de análisis de agua para evitar problemas de intoxicaciones, daños de las cosechas o perjuicios a las máquinas.

Agua dura para beber. Dureza del agua en el consumo humano

El agua para consumo humano debe ser relativamente baja en sales minerales. Es decir no está recomendado tomar de forma habitual agua muy dura ya que se ha vinculado, según bastantes estudios, con la generación de cálculos renales y la aparición de otros problemas renales.

De hecho si has padecido algún problema renal, verás que suele ser habitual que se recomiende tomar aguas de mineralización débil.

agua mineralizacion

Hasta aquí el consenso científico general. Luego existen algunas lineas de investigación científicas que no están del todo aceptadas por la comunidad científica:

  • La primera de ella es la que defiende que beber agua dura es beneficioso para la reducción del riesgo cardiovascular. Esta linea sea relativizado, ya que no es tanto porque sea beneficioso tomar agua dura sino que es perjudicial tomar aguas muy blandas. ¿Por qué? El magnesio está muy vinculado con la salud cardiovascular, en concreto con la elasticidad de los conductos sanguíneos y la contracción-relajación del corazón. Por lo tanto, la recomendación general y contrastada es no tomar aguas extremadamente débiles si la dieta es pobre en magnesio; si bien consumir agua tan blanda es bastante difícil.

  • El consumo de agua que tienen presente calcio sería beneficioso para mantener la alcalinidad de nuestro cuerpo; dicha situación alcalina se ha vinculado de forma clara con la salud de las personas, pero no está probada la influencia del agua con calcio en el mantenimiento de la alcalinidad. Por ello esta recomendación debería de ser rechazada si tenemos en cuanta que sobre lo que si que existe consenso es en que el agua dura favorece la aparición de problemas renales.

Agua dura para uso en maquinaria: la dureza del agua en usos industriales

El agua para el uso industrial es recomendado que sea banda o muy blanda. Al igual que sucede para el uso de maquinarias y electrodomésticos. ¿Por qué? Las sales minerales que contiene el agua dura se van depositando lentamente en los conductos y componentes con lo que acaban provocando que se taponen, saturen o incluso la corrosión.

Las resistencias son uno de los componentes más afectados, como por ejemplo en la lavadora, donde son medianamente conocidos por todos los daños que provoca.

Para determinados usos industriales incluso no se recomienda la presencia de ningún tipo de sal, sino la utilización de agua pura. ¿Por qué? Para evitar accidentes o daños a las maquinarias. El agua pura no es conductor de la electricidad. 

Todas estas recomendaciones desde luego que son para el uso industrial que no suponga una incorporación en la cadena alimentaria.

Ante el importe que suponen las inversiones en maquinarias industriales, es recomendable que siempre realice una análisis de agua, confiando en una empresa experta en análisis de agua. Protegerá su inversión.

agua dura o blanda

Agua dura o blanda para el riego

Para el agua de riego es recomendable un nivel intermedio de dureza. ¿Por qué?

  • El agua muy dura o dura, es perjudicial para los sistemas de riego ya que tapona los conductos y las partes pequeñas que suele haber en los mismos. Por ejemplo las salidas de agua para el riego por goteo, salidas por los aspersores o hasta las propios conductos a largo plazo.
  • El agua extremadamente blanda no es recomendable para el riego ya que favorece la que se desmineralice de sales minerales el suelo; los cuales son necesarios para el crecimiento óptimo de las plantas.

Contacte con nosotro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *